Aniversario de los fabriles: Presidente Arce pide a los trabajadores estar atentos ante los aprestos golpistas

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /opt/lampp/htdocs/WEB-Comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

 

(La Paz, 7 de octubre, Viceministerio de Comunicación).- El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Luis Arce Catacora, participó este viernes del 71 aniversario de la Confederación General de Trabajadores Fabriles de Bolivia (CGTFB) y pidió a todos los trabajadores del país estar en estado de alerta ante los aprestos golpistas de la derecha que quiere hacerse del poder a través de mecanismos antidemocráticos.

“Hay personas que no les agrada nuestro Estado Plurinacional, la inclusión de muchos sectores y tampoco les gusta la democracia y cuando la democracia no les es útil empiezan a cuestionarla y utilizar otros mecanismos extra democráticos para hacerse del poder y en eso la clase obrera debe estar muy atenta. Lo hemos vivido en 2019 con el golpe de Estado y estamos seguros que ningún fabril, que ningún minero, que ningún trabajador está dispuesto a repetir esa triste historia del país”, señaló el Jefe de Estado.

Afirmó que el Gobierno Nacional está empeñado en la reconstrucción de la economía que a la fecha dio buenos resultados y en la construcción de un país más justo e igualitario para todos los bolivianos, junto a las organizaciones sociales como la Central Obrera Boliviana.

“Nosotros seguiremos en la construcción de una economía mejor y en la industrialización. Tenemos recursos naturales, producción agropecuaria y todo tipo de producción y debíamos tener un país industrializado, pero a la clase dominante nunca le interesó la industrialización ni la mejora de la calidad de vida de los bolivianos y, sobre todo, no le gusta que el sector fabril crezca porque es industrialización, más fábricas y más empleo”, señaló.

En noviembre de 2019, el Comité Cívico Pro Santa Cruz, entonces dirigido por Luis Fernando Camacho, lideró un golpe de Estado en contra del expresidente Evo Morales.

Ahora, la entidad cívica dirigida por Rómulo Calvo, que tiene de aliado al gobernador Luis Fernando Camacho, alienta un paro indefinido a partir del 22 de octubre si el Gobierno Nacional no fija para el 2023 la realización del Censo de Población y Vivienda.

El mandatario recordó el triste papel del entonces gobierno del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) que promulgó el Decreto Supremo 21060 que definió la libre contratación y la “relocalización” de miles de mineros que fueron a parar a las calles con el objetivo de debilitar a la clase obrera que estaba nucleado en torno a sus organizaciones como la Central Obrera Bolivia y otros que pusieron resistencia al funesto decreto.

Recordó que las grandes movilizaciones que gestó la máxima organización sindicales de los trabajadores del país y todas las organizaciones sindicales en el país, pusieron en jaque a la oligarquía que gobernaba en ese entonces el país y forjaron a grandes dirigentes que pelearon por la clase obrera y los marginados del país.

Asimismo, el mandatario entregó al secretario Ejecutivo de la Confederación General de Trabajadores Fabriles de Bolivia, Mario Segundo Quispe, la Ley 1468 que el Gobierno Nacional promulgó con el objetivo de que los trabajadores despedidos sin causa justificada puedan exigir la restitución de sus derechos laborales y faculta al Ministerio de Trabajo emitir resoluciones que ordenen la reincorporación laboral de los despedidos.