Presidente Morales presenta en Viena el exitoso modelo boliviano antidrogas

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

La Paz y Viena (Austria), 14 de marzo de 2019 (MC).- El presidente Evo Morales presentó este jueves en el 62 período de sesiones de la Comisión de Estupefacientes de la Organización de Naciones Unidas (ONU), que se realiza en Viena, Austria, el exitoso modelo boliviano antidrogas y demandó acciones para prevenir el consumo.

"Nuestro modelo de lucha contra narcotráfico con control social, respeto a derechos humanos y desarrollo integral con coca es visibilizado a nivel internacional, en cuanto a la política antidrogas es exitosa", indicó ante el auditorio, citado por la estatal Agencia Boliviana de Información (ABI).

Morales refirió que cuando llegó al Gobierno, el 22 de enero de 2006, heredó un modelo antidrogas "ajeno" a la realidad boliviana, que no tomaba en cuenta el uso tradicional y medicinal de la hoja de coca, por el contrario, estaba criminalizada y estigmatizada.

Indicó que la política antidrogas estaba orientada a "reprimir" a los productores de hoja de coca y fue un mecanismo de control geopolítico, se promovió el desarrollo alternativo, pero condicionado a la erradicación total del arbusto.

"La criminalización de la coca y la imposición de una política ajena a la realidad generó una crisis económica, social y cultural en los productores cocaleros y los hermanos bolivianos", aseguró el Jefe de Estado.

Recordó que la política antidroga fue una "imposición" de Estados Unidos, pues la Ley 1008 que regía ese ámbito llegó en inglés y existía injerencia en las decisiones, incluso en el nombramiento de autoridades de la Policía.

Señaló, a manera de ejemplo, que en 2004 la represión social llegó al punto del enfrentamiento que dejó cocaleros muertos, hecho que impulso a los productores a demandar un cato de coca por familia que es igual a 1.600 metros cuadrados de cultivo.

Ante ese panorama, dijo que se decidió desarrollar un propio modelo de lucha antidroga, que toma en cuenta el mecanismo de concertación para la reducción de coca excedentaria acompañado por un desarrollo integral que respeta la cultura y la identidad.

"Le dimos un reconocimiento y protección legal a la coca en la Constitución, porque es parte de la identidad de Bolivia, en 2013 logramos incluir una reserva de la convención de Viena que despenalizó el acullico", sustentó.

El Mandatario boliviano aseveró que el país en ningún momento estuvo alejado del derecho internacional, y en cuanto a la reducción de los cocales se estableció un mecanismo de control social con diálogo y concertación, además del respeto a los derechos humanos.

"Hace 13 años coca en Bolivia era 20% del total de la región andina, hoy solo 10% del total. Esto demuestra el éxito de aplicación de modelo", relievó.

Morales afirmó que es "importante" no perder de vista que existe narcotráfico porque hay demanda de droga en países como Estados Unidos y otros, por lo que demandó que en ese encuentro se analice si las sanciones a la prevención al consumo son efectivas o qué hay que hacer para mejorar.

"Como señalé hace 10 años atrás y lo mantengo, no puede haber libre cultivo de coca pero tampoco cero de coca porque hay en Bolivia y otros países el uso y consumo tradicional y medicinal", señaló.

El presidente refirió que el consumo y tráfico de drogas mueven 320.000 millones de dólares al año y se moviliza mediante mecanismos ilegales como los paraísos fiscales. "Por eso condenamos a los fiscales y reivindicamos la transparencia de cuentas de todas las personas", afirmó.

En ese sentido, desatacó la ayuda sin condicionamientos que llega al país de organismos internacionales y países que acompañan la implementación de la política antidrogas.

El Mandatario señaló que todavía hay muchos desafíos que se tienen que asumir porque la "realidad demuestra que la llamada guerra contra las drogas", impulsada por Estados Unidos, ha fracasado.