Evo revaloriza lenguas originarias y saluda a la Asamblea General de la ONU en aymara y quechua

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /opt/lampp/htdocs/WEB-Comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

 

La Paz y Nueva York (Estados Unidos), 01 de febrero de 2019 (MC).- El presidente Evo Morales marcó el viernes un hito histórico en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) al revalorizar las lenguas originarias e iniciar su intervención en idiomas aymara y quechua, en la inauguración del Año Internacional de las Lenguas Indígenas.

“Aski urukïpan, jilanaka, kullakanaka, kullakitanaka. Mä jach’a aruntt’äwi puriyanipxsma taqi chuymampi, suma chuymampi jumanakaru, taqpacha markanakaru”, dijo al inicio de su intervención el primer presidente indígena de Bolivia en 194 años de vida independiente.

“Buenos días, hermanas y hermanos. Traigo un gran saludo de todo corazón y con buena intención para todos ustedes y para todas las naciones”, saludó en aymara Morales.

Luego, en quechua, expresó: “Que sea un buen día, hermanos y hermanas, de todos los países, un gran saludo de todo corazón para todos ustedes. ¡Que vivan nuestros pueblos indígenas!”.

Según reportó la estatal Agencia Boliviana de Información (ABI), el Jefe de Estado propuso un decálogo para preservar la sabiduría y el conocimiento de los ancestros, la lógica colectiva y las formas de organización de los pueblos indígenas.

Dijo que la humanidad es heredera de grandes pueblos que construyeron civilizaciones con conocimientos “avanzados y sofisticados”, entre ellos, en el área de “astronomía, medicina, alimentación, hidráulica y arquitectura”.

En segundo lugar, urgió preservar, revitalizar y promover los idiomas indígenas existentes en el mundo, porque son patrimonio de la humanidad y, en tercer lugar, planteó a los países del mundo constitucionalizar los derechos de los pueblos indígenas.

Como cuarto punto, el Presidente boliviano exhortó a reconocer la plurinacionalidad de los Estados con el consecuente reconocimiento de la diversidad de los pueblos y naciones existentes.

En quinto lugar, Morales instó a “recuperar y revalorizar los conocimientos indígenas desde una perspectiva de complementariedad en sociedades pluriculturales e interculturales”.

El sexto punto de ese decálogo planteado por el Mandatario boliviano establece “reconocer el pluralismo político, económico, jurídico, cultural y lingüístico de los Estados, y en séptimo lugar reconocer como oficiales a los idiomas indígenas de los países y los Estados miembros de la ONU.

El Primer Mandatario propuso implementar “modelos educativos socio comunitarios y productivos que permitan enseñar en las escuelas los saberes y conocimientos de cada una de las naciones y pueblos indígenas originarios, además de fortalecer el sistema multilateral y las capacidades de la Unesco que sufre una arremetida que pretende paralizar su funcionamiento”.

Finalmente, instó a reconocer muchas de las soluciones a las grandes amenazas contra la humanidad, como el cambio climático y la desigualdad que se encuentran en la sabiduría de los pueblos indígenas.