Presidente Evo insta a la comunidad internacional a combatir el capitalismo, el calentamiento global y la crisis migratoria

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /opt/lampp/htdocs/WEB-Comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

 

La Paz, 16 de noviembre de 2018 (MC).- Durante su participación en la XXVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado que se celebra en Guatemala, el presidente Evo Morales destacó este viernes la importancia de la soberanía de los pueblos, la reducción de la pobreza en el país, la crisis migratoria y los efectos nocivos del capitalismo, entre otros temas que abordó ante la comunidad internacional. 

“Vinimos a esta Cumbre a construir puentes de integración y de diálogo entre Estados soberanos, con pueblos dignos, libres para fortalecer el multilateralismo y los principios del derecho internacional”, manifestó el Primer Mandatario la tarde de este viernes.

“Vivimos en una de las regiones más ricas del mundo, pero aún existen altos niveles de pobreza y desigualdad. América Latina es la región más desigual del planeta”, dijo, a tiempo de subrayar que el 10 por ciento más rico de América Latina y el Caribe posee el 71 por ciento de todas las riquezas, una muestra clara del modelo capitalista que privilegia el lucro y la acumulación ilimitada en pocas manos, condenando a millones de personas a la exclusión social.

También recordó que en 2015, los 193 Estados miembros de las Naciones Unidas se comprometieron a trabajar de manera conjunta para acabar con la pobreza y el hambre hasta el 2030. En ese marco, explicó que Bolivia propuso considerar como eje de accionar el respeto a los derechos de la Madre Tierra y el vivir bien.

Morales dijo que en concordancia con los objetivos definidos y a través de un modelo social comunitario productivo, en 12 años Bolivia cuadruplicó su producto interno bruto, es decir que pasó de $us 9.500 millones (2005) a $us 37.800 millones (2017), lo que permitió reducir la pobreza extrema de 37% (en 2006) al 17% (en 2016), lo que significa que alrededor de 1.600.000 personas dejaron de ser pobres.

Asimismo se refirió al calentamiento global y dijo que cada año los fenómenos climatológicos afectan de manera “irreversible” a millones de personas, situación que es consecuencia del consumismo y el capitalismo. “El planeta se agota y también la vida”, advirtió.

“Llamamos a todos los países a garantizar la plena implementación y operativización del Acuerdo de París en base al principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas”, acotó.

A su vez, señaló que los países de América Latina y el Caribe se proclamaron como zona de paz, por lo cual se rechaza cualquier forma de intervención extranjera e instalación de bases militares “porque atentan contra la paz y la soberanía de los pueblos”.

Sobre la crisis migratoria, lamentó que cada año mueren ahogadas más de tres mil personas en el Mediterráneo, huyendo de guerras, de las persecuciones étnicas y religiosas. En ese entendido, resaltó que en 2014, Bolivia fue sede de la Conferencia Mundial de Los Pueblos “Por Un Mundo Sin Muros y Hacia la Ciudadanía Universal”, donde se propuso abordar la migración desde un enfoque de derechos, en el marco de la integración.

“Los migrantes no pueden ser considerados ilegales, no existen seres humanos ilegales”, aseveró el Jefe de Estado.

Para finalizar, habló sobre el tema marítimo y aseguró que este es un asunto histórico pendiente que fue declarado de interés hemisférico. “La Corte Internacional de Justicia de La Haya, si bien estableció que no puede obligar a negociar a Chile con Bolivia, invocó a Chile a seguir negociando significativamente hasta resolver el enclaustramiento de Bolivia”, sostuvo.