El Gobierno firma primer contrato para la construcción de la Hidroeléctrica Ivirizu

Error message

Notice: Array to string conversion in arthemia_breadcrumb() (line 28 of /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

La Paz, 11 de septiembre de 2017 (MC).- El presidente Evo Morales Ayma participó este lunes en la gobernación de Cochabamba de la firma del contrato para la construcción de la represa de la Hidroeléctrica Ivirizu, entre la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) y la empresa china Sinohydro, el primero de los tres componentes de este proyecto energético.

El segundo componente del proyecto Ivirizu, que se firmará en octubre, implica la construcción de túneles y las vías de acceso, y el tercer componente es el equipamiento electromecánico y la casa de máquinas, el que está en proceso de licitación.

Se informó que todo el proyecto demandará una inversión total de 549 millones de dólares que se financiarán mediante un préstamo del Banco Central de Bolivia (BCB).

La hidroeléctrica estará ubicada en la provincia Carrasco en el departamento de Cochabamba y aprovechará aguas de la cuenca de Ivirizu. El presidente Morales aseguró que las “nuevas termoeléctricas garantizan la demanda interna de 1.500 megavatios (MW) de energía. Bolivia ahora se prepara para exportar, no nos va a faltar energía”. 

“La construcción de la presa, que forma parte de la primera etapa del proyecto, tendrá una inversión de 172 millones de dólares”, dijo Morales.

Según datos oficiales —citados por la Agencia Boliviana de Información— el proyecto hidroeléctrico Ivirizu será desarrollado en cuatro años con una inversión de más de 549,9 millones de dólares y aportará 279,9 megavatios (MW) al Sistema Interconectado Nacional.

Ese complejo contará con dos centrales hidroeléctricas, una denominada 'Sehuencas', que producirá 188,62 MW con tres turbinas Pelton, y otra que se llamará 'Juntas', que generará 64 MW con dos turbinas Francis.

Las dos estructuras recibirán agua del río Ivirizu en una represa de 90 metros de altura y transmitirá la energía por medio de una línea de alta tensión de 230 kilovoltios, de 69 kilómetros, a una subestación eléctrica ubicada en el municipio de Mizque.

Por su parte, el  gobernador de Cochabamba, Iván Canelas Alurralde, indicó que la firma del contrato hidroeléctrico Ivirizu, consolida a Cochabamba “como el centro energético del país”.

Respecto de los criterios vertidos por voceros de los partidos de oposición en sentido de que en Bolivia "no hay inversiones", Canelas dijo: “No hay peor ciego que el que no quiere ver, el que no quiere ver dirá que no se está invirtiendo en Cochabamba”.

A su vez, el ministro de Energías, Rafael Alarcón, informó sobre los avances de la línea "Juana Azurduy de Padilla", que se prevé esté lista en agosto de 2018 y que permitirá exportar a Argentina energía eléctrica generada en Bolivia. 

"Nuestras reservas han crecido, por la implementación del modelo económico que tiene nuestro país, que es el resultado de la nacionalización de los hidrocarburos. Sin estas medidas no tendríamos los recursos, nos permite hacer este tipo de proyectos sin recurrir a préstamos externos", aseguró Alarcón.