Cartes celebra restablecimiento pleno de relación de Paraguay y Bolivia tras reunión con Morales

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

La Paz, 6 de diciembre (ABI).- El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, celebró el viernes en La Paz el restablecimiento pleno de la relación bilateral, luego de entrevistarse a puerta cerrada con su par boliviano, Evo Morales, en el Palacio Quemado, de La Paz, en el marco de una meteórica visita de Estado a Bolivia.

'Hemos comenzado a restablecer relaciones (y dado el) puntapié inicial a hermosos días y muy productivos que vamos a tener para Bolivia y Paraguay', afirmó en tono exultante el mandatario paraguayo durante una alocución en el hall de la casona presidencial boliviana.

Cartes, que llegó a primera hora a La Paz, en compañía de su canciller Eladio Loizaga y una comisión de ministros, invocó la unión definitiva de los pueblos de ambos países, enfrentados militarmente entre 1932 y 1935 y que desde 1938, cuando suscribieron la paz y amistad, comparten una frontera de 835 km lineales.

'Ruegos a Dios que nos dé toda la sabiduría para que realmente podamos unir nuestros pueblos, nuestras culturas', sostuvo Cartes durante una entusiasta alocución en la que subrayó que se trataba de 'uno de los días más felicidad, un día inmensamente feliz para mí'.

Las relaciones de Bolivia y Paraguay, itinerantes desde 1938, álgidas hasta la caída, en 1989, del dictador Alfredo Stroesner, que gobernó con mano de hierro su país durante 35 años; cálidas en tiempos de democracia y cercanas en el lapso 1993-2012, y tal vez distantes otra vez cuando el sucesor de Cartes, Federico Franco (2012-13), se hizo del poder luego que el Senado depusiera, del Palacio de Solano López, sin siquiera juicio sumario al progresista Fernando Lugo, parecían reconducirse con la inminente reposición de embajadores en Asunción y La Paz, al momento en manos de encargados de Negocios.

'Nos falta levantar nuestros destinos'. 'Era algo que faltaba. Deber cumplido en algo que estaba postergado y me hacía sentir que no estaba bien ni estaba normal', afirmó el jefe de Estado paraguayo al aplaudir la normalización de la relación bilateral.

Dijo que la nueva era de la relación de Bolivia y Paraguay se verificó en un 'día muy esperado'.

Paraguay y Bolivia, respectivamente primera y tercera economías más vigorosas de Sudamérica en 2013,  mantienen desde hace poco menos de un lustro una relación basada en la compra venta de hidrocarburos.

Las cabezas de las estatales Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos y Petróleos de Paraguay estaban por cerrar una operación para la importación paraguaya de 100.000 metros cúbicos anuales de Gas Licuado de Petróleo boliviano en 2014.

La agenda comercial bilateral implica asimismo la compra venta de gasolina y jet fuel cuando Bolivia comience, en 2014, a industrializar sus hidrocarburos.

Cartes, que rubricó su reflexión sobre dos países unidos geográficamente, pero distantes desde la perspectiva de sus pueblos, llamó a Morales a revertir con políticas binacionales conuntas este cuadro.

'Tenemos una enorme tarea. No sólo unir nuestros países a través de rutas y ni puentes', dijo al instar a la celebración de una sinergia de las economías y sociedades de ambos países.

'Tenemos dos grandes países. Paraguay puede tener muchas cosas que Bolivia precisa y no tengo dudas que Bolivia tiene muchísimas cosas que el Paraguay precisa', sostuvo.

Luego de otorgar, con Morales, un nuevo impulso a un binacional Comité de Fronteras, en un resuelto intento por encarar de manera conjunta el combate al narcotráfico, Cartes  suscribió la amistad de su gobierno y pueblo con Bolivia.

Tiene un gran amigo. Todo mi mayor esfuerzo para que las veces que necesiten algo de Paraguay pueden contar con absolutamente todo de los que tenemos en Paraguay', agregó en medio de una salva de portentosos aplausos de un auditorio en el Palacio Quemado.

A su turno Morales, que trató Cartes de 'hermano Presidente', refirió una nueva relación fundada en la confianza mutua.

'A partir este momento, hay confianza entre los presidentes de Bolivia y Paraguay', dijo al otorgar seguridades que su gobierno y país no han emprendido ni lo harán en el futuro una carrera armamentista, tal como trataron de hacer ver medios de comunicación.

Morales urgió esfuerzos conjuntos para que ambos países labren una vía común de exportación por la hidrovía Paraná-Paraguay, que conduce al mar Atlántico.

 

Mediterráneos, Bolivia y Paraguay son los únicos países del continente que carecen de salida física soberana a ultramar.