Ariana Campero Nava

MINISTRO DE SALUD Y DEPORTES

En el momento de revisar la Constitución Política del Estado, nos damos cuenta de que la realidad de Bolivia ha cambiado, porque dejamos en el pasado el Estado Colonial y asumimos el reto histórico de construir, entre todos, el Estado Unitario que integra y articula los propósitos de avanzar hacia una Bolivia Democrática.

Las políticas de desarrollo de los últimos años  acumularon frustración, desigualdad en la mayoría de la población, los pobres no tenían la esperanza de obtener un trabajo digno y remunerado, ni de satisfacer sus necesidades  más elementales, tampoco contaba con un estado que los proteja y se les negaba el derecho a la salud.

Con el nacimiento del nuevo Estado Plurinacional de Bolivia, comienza el desmontaje del colonialismo neoliberal, la descolonización y la construcción de la nueva identidad boliviana, basada en la institucionalidad con enfoque comunitario.

En ese camino, el Estado tiene la obligación indeclinable de garantizar y sostener el derecho a la salud, que se constituye en una función suprema, promoviendo políticas públicas orientadas a mejorar la calidad de vida y el bienestar colectivo.

El Seguro Universal de Salud es un paso fundamental  para eliminar la exclusión  social, los hermanos bolivianos de 0 a 25 años podrán  contar con un seguro de salud y garantizaremos una Bolivia sana y productiva para vivir bien.

 

El Sistema de Salud Familiar, Comunitario e intercultural SAFCI logra romper esquemas antiguos y abre espacios para que la población acceda a los servicios de salud. En la Bolivia de hoy, la salud ya no es privilegio de pocos es un derecho de todos.

    

Papa Francisco en Bolivia