MORALES VISITA LA CASA QUE LO VIO NACER EN EL AYLLU SULLKA, EN ORURO

Mensaje de error

Notice: Array to string conversion en arthemia_breadcrumb() (línea 28 de /var/www/html/comunicacion/sites/all/themes/arthemia/template.php).

Sullka, BOLIVIA, 30 de noviembre (ABI).- El presidente Evo Morales llegó el viernes a la casa que lo vio nacer hace 53 años, ubicada en la comunidad Isallavi, ayllu Sullka, en el departamento de Oruro y destacó que la familia le inculcó los valores con los que en la actualidad gobierna el país.

Morales, acompañado por una comitiva formada por el vicepresidente Álvaro García Linera, ministros de Estado, gobernadores y pobladores de la región se acercó a su vivienda, que consiste en dos habitaciones de adobe, techo de paja y piso de tierra.

"Llegar acá es recordar la niñez cómo hemos vivido, sufrido, aprendimos de la familia los valores", dijo.

Entretanto grupos de música autóctona hacían escuchar sus acordes al son de los cuales la gente con un atuendo propio de la región bailaba.

El Jefe de Estado, quien asumió el mando del país en 2006 con un respaldo mayoritario de la población boliviana, recordó que para ir a su escuela tenía que caminar cinco a seis kilómetros y como no había reloj, sólo su madre calculaba el tiempo para enviarlo.

Posteriormente, cerca a sus ocho años, relató, se fue a vivir a Orinoca solo, donde asistía a la escuela y pasó su adolescencia.

Remarcó que todos los domingos se trasladaba hacia Orinoca a pie cargando charque y tostado, que le debía servir para su alimentación durante toda la semana y los viernes hacía el mismo recorrido de regreso para pasar el fin de semana con su familia.

"Con mis siete ocho años estaba solito en Orinoca yo me preparaba mi desayuno, mi almuerzo, mi cena", dijo.

Señaló que siempre le gustó jugar fútbol, en la canchita de la comunidad, que en la actualidad está llena de arbustos.

Agregó que desde su experiencia cuando uno se autoeduca y se autocastiga pensando en bien de la familia, la persona y el pueblo es posible salir adelante. "Desde que murió mi padre todo fue autocastigo", mencionó, lo que le ayudó en su etapa sindical, en el Trópico de Cochabamba.

Finalmente consultado sobre si desearía pasar sus últimos días en la región donde nació manifestó que por ahora lo preferido es entregar obras, recoger proyectos "lo más emocionante" y esta clase de actividades es su vacación.

"Uno se gana confianza del pueblo trabajando por el pueblo pero también luchando contra el imperio".

 Más adelante, irrumpió en el lugar los acordes de una banda de músicos jóvenes.